STEVE JOBS SOBRE LA MUERTE.

El siguiente post no fue escrito por mí. Es un discurso recitado por Steve Jobs en la Universidad de Stanford en el 2005. El consejo es simple pero hermoso. Ha tenido una influencia muy muy poderosa en mi vida.

Disfrútalo.

"Mi tercera historia es sobre la muerte. Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo así como: "Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás la razón". Me marcó y desde entonces, durante los últimos 33 años, cada mañana me he mirado en el espejo y me he preguntado: "Si hoy fuese el último día de mi vida, querría hacer lo que voy a hacer hoy?". Y si la respuesta era "No" durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo. Recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que haya encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida. Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso se desvanecen frente a la muerte, dejando solo lo que es importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón.

Hace casi un año me diagnosticaron cáncer. Me hicieron un chequeo a las 07:30 de la mañana y mostraba claramente un tumor en el páncreas. Ni siquiera sabía que era el páncreas. Los doctores me dijeron que era casi seguro que se trataba de un cáncer incurable, y que mi esperanza de vida sería de tres a seis meses. Mi médico me aconsejó que me fuera a casa y que dejara zanjados mis asuntos, la forma médica de decir: "preparate para morir". Significa intentar decirles a tus hijos en unos pocos meses lo que ibas a decirles en diez años. Significa asegurarte de que todo queda atado y bien atado para que sea lo más fácil posible para tu familia. Significa decir adiós.


Jobs tenía claro que morir es inevitable.

Viví todo un día con ese diagnóstico. Luego, a última hora de la tarde me hicieron la biopsia, metiéndome un endoscopio por la garganta, a través del estómago y del duodeno, pincharon el páncreas con una aguja para obtener algunas células del tumor. Yo estaba sedado, pero mi esposa que estaba ahí, me dijo que cuando vio las células al microscopio, el médico comenzó a llorar porque resultó ser una forma muy rara de cáncer pancreático que se puede curar con cirugía. Me operaron y ahora estoy bien.

Nadie quiere morir. Ni siquiera la gente que quiere llegar al cielo quiere morir para estar ahí. Y sin embargo, la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella, y así tiene que ser, porque la muerte es posiblemente el mejor invento de la vida. Es el agente de cambio de la vida. Retira lo viejo para dar lugar a lo nuevo. Ahora mismo, lo nuevo son ustedes, pero dentro de no demasiado tiempo, de forma gradual, se irán convirtiendo en lo viejo y serán apartados. Lamento ser tan dramático, pero es demasiado cierto.

El tiempo es demasiado limitado, así que no lo gasten viviendo la vida de otro. No se dejen atrapar por el dogma que es vivir según los resultados de los pensamientos de otros. No dejen que el ruido de las opiniones de los demás ahogue sus propias voces interiores. Y lo más importante, tengan el coraje de seguir su corazón y su intuición. De alguna manera, ellos ya saben lo que vos querés ser. Todo lo demás es secundario".