¿PARA QUÉ SIRVE MEDITAR?

Cierra tus ojos. Espera, no los cierres todavía. Termina de leer este párrafo, luego ya los cierras. OK, cierra los ojos y trata de no pensar en nada por 30 segundos.

¿Listo? Ahora.

¿Fue fácil? Te apuesto a que te pasaron miles de pensamientos por tu cabeza.

Ahora, quiero que hagas lo mismo, pero esta vez quiero que pongas atención a los pensamientos que van pasando por tu cabeza. Trata de seguirlos. Ve si puedes hacer eso por un minuto.

¿Listo? Ahora.

¿En qué pensaste? Tal vez en la pelea con tu novia el otro día. O la próxima vez que verás a tus amigos, tus deudas, quizás alguna fantasía.

Tal vez pudiste darte cuenta en que pensabas pero entonces te encontraste atrapado pensando involuntariamente.

Si alguna vez has meditado aunque sea un poco, debes estar familiarizado con la experiencia que acabas de tener.

Cuando meditas cierras los ojos y tratas de callar tu mente, aunque sea por 30 segundos y a pesar de tus esfuerzos no puedes parar la cascada de pensamientos.

Si conoces un poco de budismo o cualquier movimiento relacionado con la meditación sabrás que ellos llaman mentes perturbadas a los pensamientos de ira, apego enojo, etc.

TODOS en este planeta tenemos mentes perturbadas y nunca vamos a parar nuestro dialogo interno sobres este tipo de mentes. La persona que te diga lo contrario es un mentiroso.

Todas estas filosofías orientales apuntan a calmar este dialogo interno y de hecho hace mucho descubrí algo muy poderoso: LA CONCIENCIA.

LAS DOS MENTES

Cuando cierras tus ojos y tratas de eliminar los pensamientos negativos (y fallas miserablemente como el resto de nosotros), tu mente está pensando.

Pero si tu mente está pensando, entonces ¿Quién está observando tu mente pensando?
Era tu mente observando tu mente. Como en la película de “Inception.” los personajes sueñan que sueñan, tu mente observa a tu otra mente.

Los budistas se refieren a esto como la mente que piensa y la mente que observa o conciencia. Daniel Kahneman se refiere a esto como tu “primer mente.”, Malcolm Gladwell lo llama “Blink.”

Saber este concepto te puede ayudar mucho a resolver los problemas emocionales por los que TODOS hemos pasado alguna vez en la vida.

El problema con la mente que piensa es que no la controlamos para nada. ¿No me crees? Te lo voy a probar.
No pienses en un elefante rosa. Por lo que más quieras, no lo hagas.

No solamente te imaginaste la foto de un elefante rosa, también te observaste pensando en un elefante rosa mientras leías el párrafo anterior.

La mente que observa está vigilando a la mente que piensa. Esto es a lo que llamamos conciencia.

En promedio el 70 porciento del tiempo, la mente que piensa arroja mierda, cosas negativas, malos pensamientos (las personas que sufren depresión y ansiedad tienen hasta un 90 o 95 de esto). El otro 30 porciento nos creemos semidioses paridos en el Olimpo, pensamos que nos hemos forjado nuestro éxito nosotros solos, somos los mejores.

Ahí te va un hack que sirve para cambiar vidas. No le creas NADA a tu mente, ni lo bueno ni lo malo. Si tienes que creer una por lo tanto tendrías que creer ambas. La mente que piensa es más mentirosa que aquel amigo que te dice que te va a pagar el dinero que le prestaste hace un año. El truco es ser ESCEPTICO con todo lo que tu mente pensante diga.

La mente que piensa es como un perro caliente que está buscando hembras en brama. La mente que observa es el dueño que lo agarra para que no lo haga.

Lo mismo pasa con las emociones. De ahí es donde vienen la mayoría de los sufrimientos. No de las emociones malas como tales, vienen del hecho en que no hay una mente que observe a la mente pensante. No está el dueño para detener al perro que quiere aparearse.

La mayor parte de nuestro sufrimiento interno viene del hecho en que fusionamos nuestra mente pensante y nuestra mente observante y reconocemos la diferencia.

EL PRINCIPAL BENEFICIO DE LA MEDITACIÓN ES POTENCIAR LA MENTE QUE OBSERVA.

Las emociones no son una opción, nuestro comportamiento sí. Y adivina que, eso nunca va a cambiar.
Todos experimentamos emociones negativas como el miedo, la ira, los celos. La diferencia es que la gente exitosa y feliz no se identifica con la mente que piensa. Estás personas tienen muy bien desarrollada su mente observadora. De hecho el psicólogo y autor de “Tropezar con la felicidad”, Dan Gilbert señala que las emociones negativas son necesarias porque estás nos hacen salir de nuestra zona de confort. Si siempre estamos felices, no podemos modificar nada para mejorar.

No me importa cuantos pensamientos positivos llames, que tipo de terapias hagas, o cuanta mierda New Age propongas. Los pensamientos y emociones negativas son parte del cerebro y mente humana. No puedes escapar de estos.
Lo que puedes hacer es aceptarlo y actuar a pesar de ellos.

Cuando tratas de elimiar un sentimiento, lo estás volviendo más fuerte. Como dicen los budistas: “Lo que resiste persiste.”
El truco es aceptar y dejar ir. Esto es una habilidad y un proceso pero no puede ser practicado hasta que renozcas que hay dos mentes y solo puedes controlas una.

Aquí es donde entra la meditación. Esta es el gimnsaio para desarrollar la mente que observa. Cuando nos concentramos en algo en particular estamos fortaleciendo nuestra conciencia, por lo tanto la próxima vez que te estes enojando la mente que observa va a entrar a la jugada.

Es de las cosas más fáciles de aprender auqnue mucha gente piense que lo está haciendo mal. Los niños la pueden hacer. Los ancianos pueden. La gente con capacidades distintas pueden. Hacerlo por diez minutos puede ser la diferencia entre un buen y mal día. Practicarla 30 minutos al día puede cambiar tu vida.


Ve la paz interior de Charly.

OTROS BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN.

La práctica de la meditación tiene unos efectos fisiológicos muy concretos en el organismo, que además han sido demostrados por la ciencia, lo cual siempre parece dar cierta seguridad en nuestra civilización, a pesar de que otras muchas disciplinas maravillosas no encuentren su hueco en el método científico y eso no las convierte en menos eficaces.

Pero bueno, a los amantes de las pruebas científicas les gustará saber que cada vez existen más estudios clínicos y científicos que demuestran el efecto de la meditación en distintas áreas del cerebro:

• Potencia la salud mental y física.
• Aumenta el cociente intelectual.
• Desarrolla la inteligencia emocional y la empatía.
• Mejora la memoria.
• Alivia el estrés, la ansiedad y la depresión.
• Reduce la presión sanguínea.
• Aumenta la felicidad (literalmente).

Quiero concluir con que la meditación no es la cura a todos tus problemas pero creo que es una herramienta muy poderosa. Esta sirve para darte claridad y perpesctiva en tus problemas internos. Te ayuda a resolver problemas aunque esto solo es la mitad. La otra parte es ponerte de pie e ir a resolver estos. Sentarte bajo un árbol y meditar todo el día no te va a ayudar en nada.