LA VIDA NO ES UN JUEGO DE MEJORAS, ES UN JUEGO DE INTERCAMBIOS.


Casi todos hacemos lo que hacemos porque número uno, nos gusta, dos, somos buenos haciéndolo. Casi siempre sabemos que queremos, necesitamos y cuáles son nuestros objetivos. La ironía es que mientras más éxito consigues, en lo que sea, más vas a conocer gente que su éxito te va a deslumbrar y por lo tanto te hará sentir un “don nadie”.

Unas veces esto es medido con dinero. Fama. Poder. Usualmente, es una mezcla de todo lo anterior. Aunque casi siempre tiene que ver con dinero.

Te quiero decir algo, no importa que tan bien te este yendo, estas personas te pueden hacer sentir como una mierda insignificante. Cuando otras personas alrededor de nosotros están corriendo una “carrera”, nosotros queremos competir con ellos de forma inconsciente. El problema que esto crea es que… Tal vez la gente está corriendo por diferentes razones.

Lo diré de claro: Debes saber por qué haces lo que haces y que te motiva a hacerlo. O te lo juro, te va a costar mucho dolor y mucho tiempo perdido.

He pasado los últimos diez años de mi vida “mejorando” mi nivel de inglés (aún me falta mucho para llegar al nivel que quiero). Puedo decir que lo puedo hablar mucho mejor que otras personas. Si mirara hacía al lado y quisiera aprender chino, tú podrías decir que estoy mejorando, aumentando mis habilidades, pero poner miles de horas para ser competente en este nuevo idioma me forzaría a sacrificar algunas mejoras en el inglés. Esas 10,000 horas de las que habla Malcolm Gladwell o las que sea necesarias para hablar bien chino las podría utilizar mejorando mi acento, mejorando mis habilidades de lectura, o simplemente aprendiendo nuevo vocabulario en inglés.

Lo mismo pasa con algunos futbolistas profesionales que ganan campeonatos. En sus propios ojos ellos están mejorando. Ayer, ganaron su primera liga. Hoy, graban muchos comerciales, más tatuajes, mejores carros, mansiones de lujo.

Lo que ellos no se dan cuenta es que están intercambiando su tiempo y energía, ocupados en todo tipo de lujos superfluos, hoy ya no se concentran en su carrera y eso lo sufre el equipo.

La vida no es una lista. No es una montaña por escalar. No es un comercial de Palacio de Hierro o cualquier cosa superficial que quieras insertar aquí.

La vida es un juego de intercambios. Y eventualmente debes elegir que estás dispuesto a intercambiar. Y si no tienes cuidado con tus valores, si estás dispuesto a intercambiar cosas solo por otra dosis de dopamina (EGO), seguramente vas a joder todo.

Cuando eliges una cosa estás renunciando a otra. Además, seamos sinceros, algunas veces aunque te apasione tu trabajo, hay días que lo odias. Como dijo Aristóteles: "Nos negamos el ocio para tener ocio, peleamos guerras para vivir en paz".

Tal vez tú trabajas en finanzas porque quieres comprarte un Mercerdes Benz, eso está perfecto. Es bueno que lo sepas y luches por ello- pero como Richard Feyman dijo, no te debes mentir a ti mismo y tú eres la persona más fácil de engañar. Tal vez para ti lo más importante es tu familia. Perfecto, entonces eso debe ser tu prioridad. Esto NO solo significa que entonces tu métrica de éxito debe ser algo relacionado con tu familia, también significa que debes dejar de medirte contra todos aquellos con diferentes prioridades como dinero, viajes, relaciones, etc.


Decidir hacer algo por dinero es mala idea. No porque el dinero sea malo, pero el dinero te pone en una camino infinito. En Breaking Bad, Walter empieza a vender drogas para pagar su tratamiento contra el cáncer. Muy rápido consigue el dinero pero entonces se enfrenta contra la decisión en la que todos nos vemos envueltos. ¿Voy a apagar la máquina de hacer dinero? Finalmente decide no hacerlo, y algunas temporadas después su familia termina arruinada y él muerto.


Walter fue víctima de su avaricia.

No me mal entiendas. El dinero es importante, solamente que no es lo más importante. Es una herramienta. Como dijo Viktor Frankl, “La posesión del dinero significa que uno está en una posición privilegiada, en vez de perseguir el dinero como un fin, se puede buscar lo realmente importante sin preocuparse por la falta de este”.

Esta es la razón por la cual debes saber los porqués de lo que haces. De otra manera vas a rendirte a metas que no tenía contempladas con anterioridad. Simon Sinek habla de eso en una plática muy famosa de nombre oso de peluche TED.

¿Cómo quieres que sea tu vida? ¿Cuáles son los motivos de tu felicidad? Tal vez ignores estas preguntas por un tiempo, eventualmente encontraras que no pueden ser ignoradas.

¿Qué es indispensable para ti? A mí me tomo tiempo descubrirlo y llegué a la conclusión que quiero:

Tiempo para viajar. Tiempo para leer. Tiempo para ser creativo. Tiempo para correr. Libertad de vivir donde yo quiera. Que nadie me diga qué hacer con mis horas.

Haz un inventario de los días más felices y complacientes de tu vida. Ahora asegúrate que estás trabajando para tener eso, no para alejarte de eso.

Si no quieres trabajar en una oficina, no trabajes en una oficina. Si disfrutas estar lleno de responsabilidades y eso es lo que te hace sentir bien, entonces tal vez necesites algo con mucha demanda. Si disfrutas vivir en una ciudad grande, entonces asegúrate de vivir en una gran urbe. Sino por el amor de Dios no lo hagas.

Aquí lo más importante es no tener envidia de lo que otros hagan, encontrar tu porqué y diseñar tu vida, significa tomar una de las decisiones más difíciles de todas: Decidir que no te importe lo que los demás hagan.

Como Plutarco escribió hace mucho: “No solamente la gente envidia a aquellos de su misma condición y estilo de vida, el rico envidia al inteligente, el famoso al rico, los bailarines envidian a los actores, y al final esto se vuelve un ciclo interminable.”

De hecho, la envidia es el único de los pecados capitales que no es placentero. Además no hay nada más tonto que escoger una estrategia esperando obtener los resultados de otras personas. O dicho de otra forma, sentirte inferior por no tener algo que deliberadamente escogiste no perseguir.

Además solo conozco a una persona que lo tiene todo. Es un renombrado multimillonario. Genio. Inventor y empresario. Cuerpo atlético y extremadamente guapo. Este tipo tiene una colección de carros último modelo y yates, cuando no está donando dinero a la caridad, está salvando el mundo. Cambia de novia súper modelo como nosotros cambiamos de calcetines. Este hombre es… adivinaste es Tony Stark mejor conocido como Iron Man y deja te digo algo, Iron Man no existe, es ficción.


Además de todo plancha su ropa.

Entonces que no te importe que tu amigo este haciendo mucho dinero. Si están trabajando con este cliente o aquel, alégrate por él. Tú ya sabes que es importante para ti. Tú ya tienes tu lista de prioridades hecha. Las cosas te saldrán perfectas en la manera que ya las previstas si no volteas a ver a los demás. Un cantante de ópera no se compara con un grupo de heavy metal en ventas. Entonces ¿Por qué demonios te importa lo que haga aquel fanfarrón en Facebook?

Ignora a las demás personas, ellos están usando otro reloj, otra distancia y otra carrera. Estas decisiones no son fáciles pero son IMPORTANTES para nuestra felicidad.